miércoles, 22 de enero de 2014

Un gesto

Una mano en el hombro, dos minutos de calor, sentirse protegido, buscar refugio.
Una mirada al cielo, sin un rostro que interrumpa el deseo. Me quita el sueño estar a tu lado.
La risa entrecorta el hueco que cubre el silencio y solo oigo mi corazón batiendo, tocando la puerta para salir volando.
La mañana es inoportuna, rompe la monotonía y aprisiona el pensamiento.


3 comentarios:

  1. Cuánto puede durar un momento. Cuánto habla sólo un gesto.

    ResponderEliminar
  2. Un gesto a veces supone más que todo un largo e inflamado discurso de amor.

    ResponderEliminar